¿Qué es el alcohol de limpieza y para qué se utiliza?

El alcohol de limpieza, también conocido como alcohol isopropílico, es un producto desinfectante extremadamente efectivo que se utiliza sobre todo en las empresas de limpieza profesional. A pesar de que ambos son alcoholes, no tiene nada que ver con el alcohol que se utiliza para limpiar las heridas, denominado como alcohol etílico, y aunque también es desinfectante no es apropiado para limpiar puesto que es demasiado abrasivo.

Si quieres saber qué es el alcohol de limpieza, para qué se utiliza y cómo puede ayudarte a desinfectar y sacarle brillo a cualquier superficie, en este artículo te explicamos todo acerca de este gran producto de limpieza

¿Qué es el alcohol de limpieza?

El alcohol de limpieza o alcohol isopropílico es un compuesto químico que se suele utilizar muy habitualmente en todo tipo de productos de limpieza: detergentes, friegasuelos, limpiadores multiusos, etc. Su principal beneficio es que es un gran desinfectante y antiséptico, lo que lo hace ideal para algunos tipos de bacterias y virus.

¿Qué es el alcohol de limpieza?

A diferencia de otros tipos de alcoholes, el de limpieza no es abrasivo, lo que permite su aplicación en la mayoría de superficies sin temor a dañarlas. Es por eso por lo que se utiliza habitualmente para limpiar pantallas de ordenador o televisiones, teclados, portátiles y todo tipo de aparatos electrónicos, incluso es utilizado para limpiar componentes eléctricos y electrónicos, ya que se evapora muy rápidamente, elimina el polvo fácilmente, no deja restos y no es necesario aclararlo con agua.

Se utiliza habitualmente en la limpieza industrial/profesional, aunque debido a la pandemia de la covid-19 su uso también se ha generalizado en el hogar, pudiendo encontrar productos de alcohol de limpieza de uso doméstico en cualquier supermercado, y aunque a estos se les rebaja el grado de pureza por su peligrosidad (al 70 %), siguen siendo muy efectivos.

¿Para qué puede utilizarse el alcohol de limpieza?

El alcohol de limpieza puede ser utilizado casi en cualquier superficie o tipo de limpieza por sus increíbles propiedades y pocos defectos. Aunque puede usarse como limpiador general, su mayor efectividad se muestra en las siguientes situaciones.

Alcohol de limpieza para pantallas y aparatos electrónicos

Como ya hemos dicho, el uso más destacado del alcohol isopropílico es la limpieza de pantallas de todo tipo, así como de aparatos electrónicos, lo que resulta ideal para la limpieza en oficinas. Su uso es tan sencillo como cualquier otro limpiador: se moja un paño o trapo de microfibra con alcohol de limpieza y se pasa suavemente por la pantalla o por cualquier otra parte del aparato.

Alcohol isopropílico para espejos

De alguna forma la pantalla y los espejos se parecen en cuanto limpieza se refiere, así que el alcohol de limpieza es también muy efectivo para limpiar espejos. El método de aplicación es el mismo, paño de microfibra mojado en el alcohol de limpieza y pasamos con suavidad por el espejo. Atrapamos el polvo fácilmente y no deja las típicas marcas, así que perfecto.

Suelos y paredes

Debido a sus potentes efectos de limpieza, el alcohol isopropílico es también muy efectivo contra todo tipo de manchas en suelos y paredes. Es también muy efectivo contra el moho o las manchas de cal. No es tan recomendable para suelos delicados como el mármol o la madera natural, ya que a pesar de no ser tan abrasivo como el etílico, se sigue tratando de un producto fuerte.

Tampoco está recomendado para ser utilizado en el hogar habitualmente por su alto grado de pureza, aunque si compras las soluciones preparadas para el hogar no hay ningún problema, ya que suele estar rebajado con agua y otros productos. Es especialmente efectivo para limpiar las juntas de los azulejos o las baldosas.

Metal

El alcohol isopropílico para limpiar es también un excelente abrillantador de metales. Utilizando de manera frecuente podemos hacer que los objetos metálicos mantengan su brillo durante más tiempo o lo recuperen parcialmente si estaban sucios y poco relucientes. Se puede utilizar tanto en grifos, pomos, acero o acero inoxidable como en oro, plata o cobre, entre otros metales, sin miedo a que se oxiden, pierdan su brillo o se rayen.

Persianas

La limpieza de persianas es algo que no solemos hacer muy a menudo, ya que lleva bastante trabajo. Sin embargo, es necesario hacerlo de vez en cuando, ya que es un elemento muy expuesto a la suciedad, el polvo, la lluvia y la contaminación. El alcohol para limpiar es de nuevo una solución muy buena para hacerlo, ya que tiene un poder desincrustante alto, por lo que podremos quitar la suciedad de las persianas sin grandes esfuerzos.

¿Qué graduación tiene el alcohol de limpieza? ¿Es tóxico?

En la industria se utiliza el alcohol isopropílico con una graduación del 99,9 %, lo que lo convierte en un producto altamente tóxico, tanto por exposición a sus gases de forma prolongada como por ingerir directamente el líquido que lo contiene. Si alguna de estas cosas sucede, debemos acudir rápidamente al médico, ya que es muy peligroso para la salud. También es altamente inflamable, así que recuerda guardarlo siempre en un sitio seguro.

El alcohol de limpieza para el hogar que podemos encontrar en supermercados es una gran forma de utilizarlo sin la alta peligrosidad que conlleva el de uso industrial, pero aún así recuerda guardarlo en un lugar fuera del alcance de los niños y tener mucho cuidado cuando lo utilices.

En ikiwi, nuestros profesionales están sumamente preparados para utilizar este y otros productos de limpieza que a pesar de ser altamente efectivos, son también peligrosos para la salud si no se utilizan adecuadamente. Si quieres que hagamos una limpieza efectiva de tu oficina, empresa o nave industrial, haciendo uso de los productos de limpieza más adecuados para cada caso, contacta con nosotros, te haremos un presupuesto sin compromiso.