¿Alguna vez te has planteado la dificultad que conlleva la limpieza de los baños de una oficina?

Teniendo en cuenta que es una zona común que es visitada diariamente por todos los empleados de una oficina, es un lugar que se ensucia mucho, sobre todo por el tipo de actividad que se lleva a cabo allí: necesidades fisiológicas, lavado de manos e higiene dental, entre otras.

Además, el baño es un lugar en el que suele haber más humedad que en otras estancias y por lo tanto, su limpieza ha de ser más rigurosa utilizando productos que sean efectivos contra hongos y bacterias.

Hoy te damos algunos consejos para que la limpieza de los baños de tu oficina se lleve a cabo correctamente. ¡Atento!

Frecuencia de limpieza

A diferencia de otras zonas de una oficina, los baños requieren de una limpieza diaria y en ocasiones, de más de una, aunque eso vendrá determinado por el tráfico de personas que haya.

limpieza baños

Nuestra recomendación es que se limpien una vez al día como mínimo y de forma profunda, una vez a la semana.

Lavabo

En el lavabo se puede acumular suciedad de todo tipo. Desde restos de grasa de las limpiezas de manos, hasta pelos o cualquier otro objeto que alguien haya podido perder e incluso tirar.

Antes de limpiarlo, se ha de retirar del desagüe toda la suciedad posible y después, pasar una esponja con limpiador frotando toda la superficie.

El limpiador debe ser específico para baños, pero si alguna vez hay suciedad más persistente, se puede utilizar lejía o amoníaco (¡nunca juntos!).

Lo importante es que después esté muy bien aclarado para evitar manchar la ropa de nadie y sobre todo, para que desaparezcan olores fuertes que puedan ser molestos o irritantes.

Finalmente, puedes pasar un paño de microfibra para secarlo y que brille reluciente.

Espejos

Los espejos tienen muchas funciones, entre ellas dar sensación de amplitud a la estancia; un espejo limpio y brillante, aumenta la belleza de cualquier zona automáticamente.

Estos se limpian siempre después del lavabo para evitar salpicaduras y es bien fácil hacerlo.

Utiliza paños de algodón y algún producto específico para cristales. Si lo ves necesario, utiliza un paño para aplicar producto y otro para retirarlo que esté totalmente seco.

Un espejo limpio es muy agradecido y enseguida notarás que el baño tiene otra luz.

Inodoro

Esta es quizás la parte más desagradable de la limpieza de un baño, y es que puedes encontrarte lo inimaginable.

Desde un atasco porque alguien ha tirado algo que no debía, hasta restos fisiológicos fuera del mismo (sentimos ser así de explícitos, pero es la realidad).

Un inodoro se ha de limpiar cada día con un limpiador específico que elimine todo tipo de hongos y bacterias, tanto del interior del inodoro como del exterior. Y utiliza guantes, ¡siempre!

En ocasiones es necesario que dejes actuar el limpiador durante unos minutos para que la suciedad salga sin necesidad de frotar. Puedes utilizar la misma escobilla para limpiar el interior del inodoro aprovechando el agua que cae de la cisterna.

El exterior del inodoro puedes limpiarlo con alguna esponja primero y después, retirar el exceso de producto con un paño húmedo para, finalmente, secarlo con otro de microfibra.

Papeleras

Es posible que solo sea necesario cambiar la bolsa de basura de las papeleras, pero de forma semanal recomendamos limpiarlas en profundidad con agua y jabón.

papelera limpieza baño

De este modo estarán completamente limpias y además de hacer su función, aportarán sensación de limpieza a esta zona común.

Suelo

Para acabar con la limpieza de los baños de una oficina, hay que darle una mención especial al suelo.

El suelo recibe pisadas de todo tipo; pisadas con restos fisiológicos, con agua, con zapatos de la calle, etc., por lo que tendrá que limpiarse a conciencia para mantener el baño bajo condiciones salubres.

Primero deberás recoger todos los residuos ayudándote de una escoba. Restos de papeles y cualquier otra suciedad que deje libre la superficie del suelo.

Después, límpialo con algún producto específico que desinfecte y sobre todo, no olvides señalizar que el suelo está mojado si lo haces cuando hay gente trabajando. Así evitarás posibles accidentes de los empleados por caídas o resbalones.

Limpieza de los baños de una oficina

Somos conscientes que la limpieza de esta parte de la oficina es un tanto delicada y por eso queremos recordarte que Ikiwi es una empresa de limpieza en Barcelona.

Puedes delegar en nosotros esta tarea y nos ocuparemos de todo, tanto del personal de limpieza como de los productos y el material necesario.

¿Vas a volver a limpiar el baño de la oficina o lo hacemos nosotros?

¿Deseas más información?