Fiebre, tos, mocos, vómitos o diarrea suelen ser los síntomas más comunes durante una enfermedad vírica temporal. Tras varios días en la cama, tu hogar estará lleno de virus y bacterias. ¿Quieres saber cómo desinfectar tu casa tras una enfermedad vírica? En este artículo te damos unos cuantos consejos para hacerlo.

¿Por qué tengo que desinfectar mi casa?

Tras una resfriado, gripe, gastroenteritis o cualquier otro tipo de virus, es muy importante que realicemos una limpieza a fondo. El motivo es sencillo, la carga viral que queda en todas las partes de la casa es brutal, y si no queremos recaer o infectar a otras personas, ya vivan contigo o vengan a visitarte, deberás desinfectar tu casa.

Algunos tipos de virus pueden sobrevivir incluso varios días en la ropa, en el metal o incluso en el aire. La clave para eliminarlos será el uso de productos desinfectantes, así como la ventilación de todas las estancias del hogar, sobre todo de la habitación donde ha pasado más tiempo la persona enferma.

¿Qué tipo de productos tengo que utilizar para desinfectar mi casa?

Existen varios productos en el mercado que incorporan agentes desinfectantes, por lo que además de limpiar, también desinfectan las superficies donde los apliques. Un buen ejemplo es el spray multiusos de Sanytol. También puedes optar por algún producto de uso profesional como los que utilizamos en ikiwi, puedes comprarlos por internet o en tiendas especializadas.

Lo importante es que utilices un producto de limpieza desinfectante para limpiar la casa tras un virus. Puedes utilizar productos de toda la vida como el amoniaco o la lejía (recuerda no mezclarlos). Ten cuidado con este tipo de productos, ya que son agresivos, así que ponte guantes desechables y no limpies superficies delicadas.

 

Desinfectando tu casa paso a paso

Para que tu casa quede totalmente libre de virus y todo vuelva a la normalidad, deberás limpiar con esmero, no vale con una pasada rápida, deberás emplearte a fondo. Pon todo esto en práctica para dejar tu casa en perfectas condiciones.

  1. Renueva el aire de todo tu hogar. Una vez te hayas curado, abre puertas y ventanas de par en par. Algunos virus y bacterias pueden permanecer en el aire, además el ambiente también estará cargado después de varios días enfermo. Mientras limpias, abre todas las ventanas para que el aire se renueve. Hazlo también durante los siguientes días.
  2. Lava la ropa. Sábanas, fundas de almohadas y sofá, ropa utilizada durante la enfermedad, etc. Deberás poner unas cuantas lavadoras para desinfectar toda la ropa que haya sido utilizada durante este período de tiempo. Sigue siempre las indicaciones de la etiqueta y si lo permite, usa agua caliente para matar los virus. Puedes utilizar también lejía para asegurarte (para ropa blanca o de color).
  3. Limpia todas las superficies. Como ya te hemos dicho anteriormente, utiliza productos desinfectantes para limpiar todas las superficies. Para el suelo, utiliza lejía mezclada con algún producto de limpieza con buen olor y agua caliente. Si tienes aspiradora, utilízala. Si no tienes, puedes barrer, pasar mopa y fregar. No te dejes ningún rincón por limpiar, sobre todo en la habitación del enfermo. Recuerda también limpiar las ventanas.
  4. Baño y cocina, zonascríticas. Es importante que limpies bien el baño y la cocina, así que presta especial atención a estas zonas. Limpia bien la zona de la ducha, el WC y el lavamanos, así como la grifería e incluso los azulejos. En la cocina, limpia bien la encimera, la vitrocerámica y sobre todo la cubertería y la vajilla (la persona enferma debería haber utilizado unos cubiertos solo para él/ella).
  5. Higiene personal. Durante la enfermedad, la higiene personal no debe descuidarse, así que lávate mucho las manos con agua y jabón y dúchate, que además te ayudará a encontrarte mejor. Tras ella, sigue lavándote las manos con frecuencia.

Esperamos que estos consejos de limpieza desinfectante te hayan sido de utilidad. Si quieres saber más sobre limpieza, síguenos en Instagram o en Facebook. También puedes contactar con nosotros si necesitas algún consejo o quieres contratar nuestros servicios profesionales de limpieza en Barcelona o alrededores. ¡Estamos a tu servicio!